↑ Volver a Medicina Biológica

Terapia Neural

Terapia Neural: cosas que probablemente, ud. no sabe…

Un dolor de espalda puede ser reflejo de un problema hepático incipiente, o de una disregulación funcional que puede tardar mucho tiempo en reflejarse en una analítica convencional, algo que está emergiendo y nos da un primer aviso en forma de dolor.

Todas las vísceras y órganos tienen una representación a lo largo de la columna vertebral y en la musculatura posterior y también en la piel y tejido conjuntivo de tronco y abdomen.


Podemos regular nuestros órganos endocrinos, por ejemplo el sistema genital femenino, que incluye el llamado eje hipófisis-hipotálamo-suprarrenal-gonadal con pequeñas informaciones en forma de infiltración en puntos concretos del organismo con procaína. Así regulamos, por ejemplo,  síntomas de perimenopausia como sofocos, alteraciones menstruales, angustias, depresiones que son reflejo de una caída hormonal fisiológica. Y del mismo modo, fisiológicamente y respetando la naturaleza, volver a conseguir un equilibrio y regulación de sistemas nerviosos simpático-parasimpático y ejes neuroendocrinos.

Aquí los únicos protagonistas son Usted, la procaína y su terapeuta. Pero es su propio organismo el que consigue reequilibrarse.

Cosas que usted ya sabe

La mejor manera de cuidar la salud, es la prevención. Desgraciadamente, el sistema sanitario actual no se dedica a eso, por saturación, falta de medios, etc. Muchas veces sólo alcanza a “suprimir síntomas” sin buscar causas.

Las medicinas complementarias: homeopatía, homotoxicología, acupuntura, terapia neural han de ser realizadas por médicos con la información, experiencia y sabiduría suficientes para tratarlo a Ud. como ser humano,  de modo global, no a su enfermedad.

No se trata de medicalizar sistemáticamente situaciones fisiológicas como menopausia, por ejemplo, sino de, a medida que se detectan pequeñas disregulaciones irlas controlando para que nuestro envejecimiento sea lo más saludable posible y podamos, no sólo añadir años a la vida sino añadir vida a los años…

Cosas que podemos tratar con Terapia Neural

  • Distonías neurovegetativas: disfunciones digestivas, hepáticas, pancreáticas, endocrinas y nerviosas…
  • Migrañas, vértigos, hipoacusias.
  • Estados de ansiedad, depresiones exógenas, angustias.
  • Insomnio, estrés, inquietud de origen desconocido.
  • Déficits de atención en niños y falta de concentración en niños y adultos.
  • Dolores en sistema músculo esquelético reflejo de disfunciones viscerales y endocrinas.

En definitiva la Terapia Neural lo trata a Ud. no a su síntoma y es Ud, el que responde a ella. El terapeuta necesita mucha información verbal y observacional fruto de una historia de vida que vamos completando a lo largo del tiempo.