Toxina botulínica

Tratamiento de las arrugas de expresión del entrecejo, frente y patas de gallo.

Consiste en la relajación de los pequeños músculos responsables de estos gestos que causan las arrugas.

 Mediante un fármaco (toxina botulínica tipo A) se bloquea la contracción muscular.

El procedimiento es sencillo y rápido. La duración del tratamiento en consulta es de 30 min.

Y los efectos duran 6 meses después de los cuales hay que repetir el tratamiento.

INDICACIONES: arrugas del entrecejo, patas de gallo y frente.